divendres, 4 de juliol de 2008

Expediente "X"


Hace ya unos cuantos días que ocurren algunas cosas extrañas en mi tienda de puigcerdà...

Al principio no hacía caso pero, con el paso de los días, el problema va creciendo y creciendo, hasta el punto que ya no sé que hacer.

En un primer momento notaba cierta presencia, como si alguien me observara, como una nube negra sobre mi, como si el jefe me estuviera espiando, una presencia que ofuscaba mis pensamientos, que me hacía sentir realmente mal: observado con intolerancia...

Después, con el paso de los días, he ido descrubriendo de qué se trataba.

SON LAS MOSCAS!!!

Las moscas de Puigcerdà no son normales: son unos seres enormes que te amargan la existencia...

Las moscas de Puigcerdà son como croquetas con alas que, si no las matases, invadirian tu terreno hasta echarte a la calle...

Las moscas de Puigcerdà tienen dientes, y no pican: muerden!!!


Aquí, las moscas, al volar, hacen un ruido como si llevasen reactores porque, no tienen alas, tienen hélices!!!

Si estás escribiendo en un folio y una mosca pasa por encima, todo se nubla y todo lo ves negro!!!
Aquí, en los bares, no tienen sombrillas. Simplemente pinchan una mosca con una caña de bambú y da sombra a cuatro mesas, con sus dieciseis comensales incluídos!!!


Si consigues estrellar a una de ellas contra el suelo,se oye cómo se le parten los huesos: después de retirar la mosca con una gran mopa, me paso un mes entero recogiendo dientes!!!



Si te interpones en su camino y colisionas con alguna de ellas, corre al hospital a que te traten del traumatismo!!!


El insecticida no mata a estos monstruos. Si intentas echar matamoscas, se lanzan contra el bote y se lo comen!!!


En resumen: que es lo que tiene trabajar en un sitio donde hay tanta naturaleza, caballos, vacas y verdes prados... Es otro inconveniente de trabajar en el monte!





...Y voy a dejar de escribir porque, no sé porqué, me está viniendo un dolor de espalda que no puedo con él... a ver?... Diablos!! tengo una mosca en el hombro!!!


dissabte, 21 de juny de 2008

Resultados de la encuesta:

Gracias a todos por ayudarme a adaptarme a mi nuevo piso. Me habéis convencido de que no me puedo anclar en el pasado y que debo vivir el presente con ilusión.

De verdad, muchas gracias!!!!


dijous, 19 de juny de 2008

La Traición de Judas


Lectura del Evangelio, según San Hasta luego Lucas.


Estando Jesús en el Guerto de los Olivos (y digo guerto, porque estaba de espaldas...), cuando aparecieron los Fariseos y, uno de ellos, le preguntó:


-Shh!! Shh! Eres tú Jesús, alias "El Nazareno"???


- El mismo que viste y calza!! (respondió Jesús)


-Pos la has cagao, macho!! Porque venimos a "prendete" y a "escupite" a la cara!!!!


- "Prendeme" a mi??? ... Y una mierda pa tos vosotros!!!!

Tú, Pedro!! Córtale una oreja a ese!!!

Y tú, Juan!! Coge la burra "trucá" y vámonos por la "artopista" que nos sabemos toas las curvas!!!





.....

dissabte, 14 de juny de 2008

Buenas Noches!


Esta noche mi amiga, Soledad, faltó a su cita diaria. Ahora me doy cuenta que no la extrañé...
Estuve viendo la tele hasta altas horas de la madrugada hasta que mis ojos se rindieron, vencidos por una pesadez que les impedía permancer abiertos... Me metí en la cama.

Entonces apareciste tú.

Estabas igual que el último día que te había visto, hace quince largos años: alegre, sonriente, con tu cara de macarrilla.. en fin, tan guapo como siempre!

Curiosamente llevabas bajo el brazo un álbum de fotos de color burdeos que mamá siempre tiene guardado en la estanteria de un bonito mueble que una vecina nos cedió. Te pregunté qué hacías con él y me dijiste que se lo habías cogido porque tenías muchas más fotos que añadir y venías para enseñármelas... Así que decidí abrirlo para verlas.

Fue increíble! Había fotografías de situaciones en las que no recuerdo en que hubiese ninguna cámara, y tú habías recuperado las imágenes para completar tu álbum!!

Estuvimos toda la noche recordando aquél día en la "Riera de Siempre", en el que apareció un gato y lo tiraste al agua (después de hacerte con él y acariciarlo un buén rato), mientras te partías de risa tirado en el suelo; O de aquella vez en la que, mientras yo dormía, cogiste las llaves de mi coche, flamantemente nuevo, y te fuiste de fiesta al pueblo de al lado (con sólo quince años). En las fotos pude ver cuanta gente ha subido en mi coche que ahora me conoce y que, hasta el momento, han guardado tu secreto... O cuando le tiraste un cubo lleno de nieve a aquel anciano, desde la terraza de casa de mamá...O aquella ocasión en la que te regalé dinero para tu cumpleaños para que te comprases ropa, o algo de provecho, y te compraste una pistola de perdigones, sabiendo el provecho que te haría matando los gatos que, cada noche, arruinaban tus sueños... Pude ver la instantánea en la que le decías a tu amigo Dani: "si mi hermano se entera, me mata!"...

Pasamos la velada riéndonos de momentos que casi ni recordaba, y te tronchabas cada vez que yo me sorprendía con una travesura de las tuyas que yo no conocía... Eres la bomba!

Acabamos jugando al parchís y bebiendo cubatas (de Bacardí, como a ti te gustan), mientras te burlabas de mi por lo inocente que fui contigo, mientras tú me estabas tomando el pelo... Reí hasta caer dormido profundamente.

Esta mañana, al despertar, creí que todo había sido un simple sueño pero, al llegar al comedor, encima del sofá, he encontrado el álbun y, doblada por la mitad, una nota que decía: "Nos vemos mañana!".
Supongo que vendrás y no será otra de tus bromitas!!!
Estoy deseoso de que llegue esta noche!!!
.

divendres, 13 de juny de 2008

Desde mi celda



Hace poco me cambiaron de celda.


Ésta es más grande y tiene mejores vistas...


Desde mi celda puedo ver cómo pasan los niños, cada mañana, para ir al colegio y, cómo a uno de ellos, todos los días, lo tiene que llevar su madre arrastrando y llorando porque no quiere volver a ser abandonado por su mamá...




Desde mi celda observo los pájaros revoloteando, posándose alguna vez sobre el quicio de mi ventana; la complicada vida de los que estan ahí fuera, siempre con el paso firme y mirando al horizonte; el ir i venir de los coches que, incansables, no cesan de molestar hasta entrada la noche...




Desde mi celda, también diviso el jardín de la urbanización donde mi hermano tiene un apartamento, lleno de cipreses en línea dando la bienvenida a quien quiera ir a visitarle. Yo no voy casi nunca, porque nunca lo encuentro: siempre me encuentro un escrito en la placa de su puerta con la fecha en que se fue y, curiosamente, firmado con su nombre y sus dos apellidos...




A mi tampoco no me visita nadie. Miento!: Cada día, sobre las nueve de la noche, viene a verme la soledad. Ella, con su silencio, me acompaña hasta la hora en que decido irme a la cama. Después se va. Al principio me gustaba que viniera: disfrutar de su silencio durante unas cuantas horas, llenarme de paz interior... Pero, con el tiempo se ha convertido en una presencia molesta.




No entiendo por qué no viene nadie a visitarme. Todos me dicen que no vienen porque no saben si estaré (que paradoja). Sólo salgo de mi celda para realizar los "trabajos forzados" que me impusieron al nacer... Supongo que será porque este lugar no les acaba de gustar...




Cuando estoy en la montaña, picando piedra, mis compañeros me preguntan que es lo que hice para estar entre rejas. Buena pregunta. No lo sé. Supongo que la vida se ha encargado de girarse en contra de mi. Siempre intenté hacer el bien a la gente que me rodeaba y, de repente, me encontré aquí encerrado, sin juicio previo en el que me pudieran acusar ni defender de nada.




No sé cuantos años me han caído. Tal vez cadena perpétua... Hasta entonces o hasta siempre, continuaré "disfrutando" de estas maravillosas vistas que mi nueva celda me ofrece.




dijous, 12 de juny de 2008

Sigo buscando a Heidi...



No todo el mundo puede decir que en su trabajo se respira un aire fresco. Poca gente presume de no sufrir calor en pleno verano. Contados son los que aún ven nieve cada dia, aunque estemos a mediados de junio. Agraciados los que trabajan en un comercio y no les agobia la abalancha de la gente de la Capital...

Pues bién, yo puedo presumir de todo eso y más. De disfrutar del verde paisaje de los prados llenos de caballos, a la falda de las montañas, todavía cubiertas de su capa blanca. De ver ríos que, ahora sí, bajan generosos de agua. De controlar cada día como va nuestro "pantano de la Baells", ahora lleno hasta los topes. De comer cada vez que quiero en Francia, aunque trabaje en Catalunya y volver al trabajo en menos de cinco minutos...

Es lo bueno que tiene trabajar en Puigcerdà, a 1 Km de Francia!!!

Lo malo, UNA HORA DE CAMINO CADA DIA, SÓLO PARA LLEGAR AL TRABAJO!!!

No iba a ser todo perfecto... de lo contrario, no tendría emoción. ¿No?
------------------------------------

dimarts, 10 de juny de 2008

El presente:



Ahora estoy aquí.

Tú eres un piso grande, con tres habitaciones (una, suitte), tienes balcón-terraza con hermosas vistas, una cocina separada del comedor (eso si que me gusta) y hasta cuarto de lavar.

Te comportas de un modo más frío aunque, poco a poco, te iré dando la calidez que necesito. Moderno, vanguardista, tienes muchas más comodidades de las que una persona modesta como yo hubiese aspirado jamás... en fin, eres perfecto!!

En resumen, que voy a tener que guardar mi pijama azul de franela y comprarme uno (de color rojo, por supuesto) y abrir una bolsa de Kellogs Special-K...

...Pero tendrás que hacerte conmigo, tendrás que cuidarme, tendrás que mimarme porque, mi corazón y mi alma se quedaron en la casita de l'Ametlla!

El pasado:



Después de quince años, dos meses y tres días viviendo en la Casita de Heidi, por fin me he mudado.

Mi casita: Tienes setenta y pico metros cuadrados, repartidos en dos plantas. Decorada al estilo rústico, pero con pinceladas "ikeo-modernas"...

Eres acogedora, agradable, cálida... mi hogar.

Tenia tantas ganas de estrenar mi piso nuevo que no pensé que te iba a abandonar para siempre y que dejaría que tus paredes se degradaran, sabiendo que te hace falta una buena mano de pintura...

En fin, que hace dos semanas que no te veo y ya te echo de menos.